Comparte:

Elegir cortinas para ventanas no es algo que deba hacerse sin una investigación previa. Estas se dedican a combinar hermosura y funcionalidad, un buen ejemplo es que tiene la capacidad de regular la temperatura de un cuarto al permitir o evitar el ingreso de luz.

Más allá de que no existe respuesta precisa o equivocada al elegir estores y persianas, hay algunos elementos propios de la decoración que es requisito tener en cuenta. Por eso en este artículo te exponemos cómo escoger cortinas de manera que encajen con la estética de tu lugar de vida.

 

Comienza por la intimidad

Para comenzar, tienes que tener en cuenta la localidad de la ventana. Si esta está en un dormitorio o en el baño, justo en los ambientes en los que la intimidad es primordial, entonces lo destacado es escoger cortinas con texturas más oscuras que impidan la visión desde el exterior cuando se hallen cerradas.

Las telas más delgadas y en colores más claros por lo general son poco convenientes cuando se requiere intimidad. Ten en mente que la luz desde el interior del cuarto creará sombras y siluetas que van a ser visibles desde la calle.

Actualmente tienes opciones como las cortinas Silhouette cuyo diseño facilita graduar sus láminas de tela para hallar el nivel de visibilidad esperado, lo cual las transforma en una buena elección al buscar cortinas para dormitorio.

En el instante del día que desees algo de luz natural, puedes abrirlas; cuando quieras intimidad, las sierras por completo; y además tienes opciones intermedias que te proponen un favorable punto medio para un ámbito íntimo, pero bien iluminado.

 

Coloca las cortinas acordes a tus ventanas

La luz del sol siempre tiene un efecto cálido en el cuarto, lo cual es fundamentalmente considerable a lo largo de los fríos meses de invierno. Entonces, los materiales en tonos más claros y telas ligeras proponen la posibilidad tanto de adornar tus ventanas como de hacer un ámbito práctico y agradable.

Tanto la luz como la calidez son fundamentalmente indispensables en el salón de tu lugar de vida. Luego de todo, hablamos del cuarto donde pasas mayor parte del día y donde recibes a tus invitados. Sin lugar a dudas, no vas a querer que este sea un ámbito tenue y frío.

Esto no significa que las cortinas en tonos más oscuros sean menos recomendables para tu salón. Para nada. Solo tienes que tomar en cuenta que los colores más apagados tienden a lograr que el cuarto se sienta algo más fría, lo cual encaja especial con los meses de verano.

De igual modo, tienes que comprobar hacia qué punto miran tus ventanas. Un cuarto con vista hacia el norte o el oeste va a tener escenarios de luz natural muy altos, fundamentalmente a lo largo del verano. En ese caso, lo destacado va a ser utilizar cortinas en tonos oscuros.

 

Elige el color que más te guste y sirva

Más allá de que el color está de manera directa relacionado a la proporción de luz que ingresa por las ventanas, además forma parte del diseño general del cuarto. Entonces, ¿cómo escoger el color de las cortinas en casa? Tienes dos elecciones básicas: escoger tonalidades que combinen o que hagan contraste.

Elegir cortinas en el mismo color que el resto del cuarto es la elección que la mayor parte va a tomar, puesto que se obtiene un resultado armonioso sin mayor inconveniente. Es la alternativa más sencilla, fundamentalmente si no quieres pasar un largo tiempo analizando diferentes tonalidades.

Por otro lado, elegir cortinas en colores que contrasten va a hacer que estas resalten y atraigan las miradas de tus invitados de manera espontánea.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Categorizado en: ,