Categoría: Etiqueta:

Descripción

Las cortinas Romanas consisten en un paño de tela que se pliega en forma horizontal a través de un sistema de varillas horizontales operado con cordón. Poseen un estilo simple y elegante. Combinar la cortina Romana con el tejido antisolar es ideal para habitaciones o lugares en los que no se desea luz natural, ya  que logran contener, en gran parte, el paso de la luz solar. Son ideales para ventanas fijas o corredizas

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
Categorizado en: